Tragedia en Rusia. Un tiroteo en una escuela de Kazán, en el centro del país. dejó al menos siete muertos, informaron este martes autoridades, que detuvieron a un joven de 19 años, sospechoso de perpetrar el ataque.

Otras 20 personas, 18 niños y dos adultos, tuvieron que ser hospitalizadas. “Seis menores se encuentran en estado grave y en cuidados intensivos”, precisó el portavoz Lazat Jaydarov, citado por la AFP.

El sospechoso comenzó el tiroteo a eso de las 09:30 horas (locales), abriendo fuego contra sus compañeros en la escuela N° 175, que según el sitio del ministerio de Educación local, cuenta con 1 mil 49 alumnos y 57 colaboradores.

El detenido “tenía permiso de porte de arma”, afirmó Rustam Minnijánov, presidente de Tartaristán, república musulmana rusa de la cual Kazán es la capital, en declaraciones a la televisión estatal.

Según las agencias Interfax, Ria y TASS, un segundo atacante murió, aunque esta información no fue corroborada por el Comité Nacional Antiterrorista y ni por las autoridades locales, que solo mencionaron a un sospechoso.

“El agresor ha sido detenido y se ha determinado su identidad. Es un residente local nacido en 2001”, dijo el Comité de Investigación de Rusia en un comunicado, en el que añadió que se inició una investigación por “asesinato”. De momento, se excluye un motivo de naturaleza “terrorista”.

“Oí una explosión y luego disparos”

Se trata del tiroteo más grave en una escuela rusa desde 2018, donde este tipo de incidentes de violencia son relativamente raros, y donde el control de armas es estricto. Sin embargo, los ataques que involucran a estudiantes han ido en aumento en los últimos años.

“Escuchamos una explosión dentro del recinto de la escuela; vimos mucho humo”, dijo un testigo, citado por Ria Novosti.

“Estaba en clase, oí una explosión y luego disparos”, confirmó a TASS una profesora.

En tanto, el presidente ruso, Vladimir Putin, expresó su pésame a las familias de las víctimas, y ordenó una revisión de las reglas del permiso de porte de armas, según informó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

*Con información de AFP