Cara Delevingne ha logrado mantener si vida sentimental en privado; sin embargo, está cambiando de opinión y qué mejor momento para mostrar su amor que durante el mes del orgullo LGBTQ+.

Fue a través de su cuenta oficial de Instagram que presentó a su novia, la artista Minke. «No puedo imaginar vivir la vida sin ti, señaló la modelo.

“Dos años mágicos contigo y tantas fotos de nosotras besándonos frente a cosas. Estos últimos dos años han sido mucha vida. Mucho cambio, crecimiento, dolor y lo más importante amor”, se lee.

Además, también expresó que ha encontrado a “la persona perfecta con la que enfrentar los altibajos de la vida”, considerándose muy afortunada por ello.

“Pasé tanto tiempo buscando a mi compañera de crimen, poco sabía que sería alguien con quien fui a la escuela. Por muchos años más siendo nosotras”, agregó la famosa.

Su novia le respondió expresando su amor y gratitud hacia Cara, describiéndola como su roca, su refugio y su hogar.

“Feliz aniversario a mi compañera amable, paciente, limby, deliciosa, hilarantemente, divertida. Quién me hace querer bailar aunque sea terrible en eso, y me inspira a ser una mejor versión de mí misma”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por minke (@minke)

¿Quién es Minke?

Su nombre es Leah Mason e inició su carrera musical en Nashville interpretando blues, pero pronto se dio cuenta de que este género no resonaba con su autenticidad.

En una entrevista confesó que sentía que estaba fingiendo y cantando sobre experiencias que no eran genuinas para ella.

Conoció a Cara Delevingne en un internado cuando eran niñas y luego se reconectaron en un concierto de Alanis Morissette, 12 años después.

«Ella es el tipo de persona que tiene límites, y llegó un punto en el que no iba a tenerlos por mucho más tiempo, y fue una bendición disfrazada», dijo en una entrevista.

Y agregó: » Es la primera vez que siento que estoy en una relación sin intentar rescatar a alguien”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por minke (@minke)