La cuarta entrega de Dos Policías Rebeldes, Bad Boys: Ride or Die ha devuelto la vida a la taquilla en Estados Unidos y otros países.

Will Smith, en su nivel de popularidad más bajo desde el famoso bofetón a Chris Rock en los Oscar, y Martin Lawrence, desaparecido de los cines salvo para cada nueva entrega de la saga Bad Boys, han logrado obtener 104 millones de dólares en la taquilla mundial de este fin de semana.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Will Smith (@willsmith)

Esta cantidad ha resultado muy buena pues el presupuesto para la película fue de 100 millones de dólares.

El filme refrenda la popularidad de Smith pese al citado incidente de los Oscar. El actor, que adoptado un perfil bajo durante muchos meses, se ha reservado además un momento en Bad Boys: Ride or Die que empieza a correr como la pólvora en redes sociales.

La escena que ha sido detallada en redes sociales y que se ha tomado como spoiler, menciona que Mike Laurie, el policía que interpreta Smith en las cuatro entregas, sufre una crisis de ansiedad en medio de un tiroteo casi al final de la película.

La manera de solucionarlo de su compañero Marcus Burnett es propinándole un bofetón. Y luego otro… y luego otro. La reacción cómica del intérprete encajando tortazos reales no tiene precio y parece haber convencido al público. El hecho ha sido calificado como un «perdón para Will Smith».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Roberto Morales (@robegrill)

El bofetón de su amigo en la ficción ha estado presente subliminalmente en toda la campaña de promoción de la película.

«Ese detalle ha salvado a Will Smith», «Tenemos Smith para rato, estás perdonado», «Queremos 10 películas de estas», «Con esto queremos más películas de estos dos personajes», fueron algunas reacciones de los cibernautas.

Mira también:

@emisorasunidas897 Mujer utiliza a bebé para cometer robo en zona 12. . . #Guatemala #vigilancia #camarasdevigilancia #delito #viral ♬ sonido original – Emisoras Unidas