El mundo del deporte recibió una noticia inesperada y lamentable este domingo, cuando Usain Bolt, el plusmarquista mundial de 100, 200 y 4×100 metros, sufrió una grave lesión durante un partido benéfico en el estadio Stamford Bridge de Londres. Bolt, conocido como el hombre más rápido del mundo, se rompió el tendón de Aquiles de su pierna derecha mientras disputaba un encuentro organizado por Unicef contra un equipo de antiguas glorias del fútbol inglés.

Usain Bolt, quien posee los récords mundiales de 9.58 segundos en los 100 metros y 19.19 segundos en los 200 metros, ambos conseguidos en Berlín, se encontraba disfrutando de su pasión por el fútbol cuando ocurrió el incidente. Durante el partido, intentó frenar la internada del exjugador inglés Jermain Defoe, momento en el cual sufrió la lesión que lo dejó tendido en el césped. La rápida intervención de los equipos médicos fue necesaria, y Bolt tuvo que ser retirado en camilla del terreno de juego.

Usain Bolt habla sobre su lesión

El propio Bolt comunicó la gravedad de su lesión a través de sus redes sociales. En una fotografía publicada en sus cuentas, se le ve en el vestuario con la pierna derecha inmovilizada y apoyado en dos muletas. Acompañando la imagen, Bolt escribió un mensaje breve pero contundente: «Aquiles roto, pero somos guerreros».

La ruptura del tendón de Aquiles es una de las lesiones más serias que puede sufrir un deportista. Este tendón es crucial para la movilidad y la fuerza en la pierna, y su ruptura implica una recuperación prolongada y exigente. Aunque Bolt se retiró del atletismo en 2022, su amor por el deporte y su incursión en el fútbol, incluido su paso por el Central Coast Mariners australiano en 2018, han mantenido su espíritu competitivo vivo.