El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) emitió una circular con fecha del 24 de mayo de 2022 para informar a los hospitales públicos y privados sobre el procedimiento de manejo y notificación de casos sospechosos de Viruela Símica o también conocida como Viruela del Mono.

«Es una enfermedad infectocontagiosa que produce síntomas parecidos a los que se observaban en los pacientes diagnosticados con la viruela conocida en el pasado, aunque estos se presentan de forma menos grave», indica la misiva.

Asimismo, se brinda una breve reseña de la enfermedad, indicando que la misma se detectó por primera vez en los seres humanos en 1970 en la República Democrática del Congo, provocando un brote significativo de la enfermedad.

Viruela del mono: ¿Cómo se transmite y cuáles son los síntomas?

No obstante, en el año 2017, Nigeria sufrió el mayor brote documentado; hasta entonces se habían reportado casos esporádicos en algunos países, tal y como ha sucedido este año desde el 13 de mayo, pues algunos Estados miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS) reportaron la aparición de casos atribuidos a esta enfermedad.

Australia, Bélgica, Canadá y Estados Unidos son algunos de los 12 países con casos confirmados y la alerta epidemiológica se ha emitido por la OMS, con el objetivo de vigilar síntomas y signos relacionados a la viruela símica, ya que su transmisión suele ser fácil pues el contagio se produce principalmente por gotículas o fluidos.

Síntomas

De acuerdo con la circular de Salud, el intervalo entre la infección y la aparición de los síntomas de la viruela símica suele ser de 6 a 16 días, aunque puede variar entre 5 y 21 días.

Asimismo, se indica que los síntomas que se presentan son: Fiebre, dolor de cabeza, inflamación de los ganglios linfáticos, dolores musculares y falta de energía; estos se atribuyen a los primeros días de contagio.

Mientras que en el cuarto día de invasión se puede experimentar irritación en la piel, ampollas y pústulas.

Sin embargo, las personas que viven en zonas boscosas o cerca de ellas pueden tener una exposición indirecta o reducida con animales infectados, lo que puede dar lugar a una infección asintomática.

Las mujeres embarazadas, los niños o personas con inmunosupresión suelen ser los más vulnerables.

En la actualidad no hay tratamientos ni vacunas específicas contra la infección por el virus de la viruela símica, aunque se pueden controlar los brotes para evitar altas brechas de peligro para la población de alto riesgo.

Recomendaciones

  • El lavado constante y correcto de manos
  • El uso de equipo de protección personal como la mascarilla funcionan como medidas previsoras ante el contagio de persona a persona;
  • Y el uso de guantes, careta y lentes protectores, así como el evitar cualquier contacto con roedores y primates ayuda a limitar posibilidades de casos.

«El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social realiza acciones de coordinación con establecimientos públicos y privados para identificar oportunamente casos sospechosos de Viruela Símica y otras enfermedades infectocontagiosas emergentes, con el objetivo de velar por la seguridad y salud de los guatemaltecos», finaliza la cartera.

* Con información de MSPAS.